Síguenos en Instagram @trabajonextweb

Pasas un tercio de tu vida en el trabajo. Mereces tener un trabajo que te energice, te entusiasme y te haga querer ir a trabajar todas las mañanas. Demasiadas personas permanecen en trabajos que no les gustan por razones que no tienen nada que ver con su felicidad y satisfacción.

Es posible encontrar un trabajo que ames: solo tienes que estar equipado con las herramientas adecuadas, la actitud correcta y la mentalidad correcta para el viaje. Si deseas encontrar un nuevo trabajo que te inspire, pero no estás seguro de por dónde comenzar, esta guía te ayudará a encontrar la dirección y tomar medidas que te acerquen al trabajo de tus sueños.

¿Qué te detiene de un trabajo que amas?

A veces es difícil precisar exactamente por qué te has quedado en una situación laboral infeliz durante tanto tiempo. La rutina diaria puede durar toda la vida si no tienes cuidado. De repente, unas pocas semanas de insatisfacción se convierten en unos años, luego en una carrera completa.

Si tienes dificultades con alguna de las siguientes razones para permanecer en tu trabajo actual, reflexiona un poco. A veces, todo lo que se necesita para liberarte y explorar nuevas opciones es identificar el miedo, la preocupación o la duda que te frena. Considera la alegría y la felicidad que sentirás cuando reconozcas estas preocupaciones y elijas avanzar en un nuevo camino a pesar de ellas.

Miedo a lo desconocido

Estás demasiado preocupado por lo que podría suceder si cambias de dirección, y no estás exactamente seguro de qué dirección quieres ir, por lo que te mantendrás seguro donde estás hasta que lo descubras.

Nunca sabrás exactamente qué hacer y nunca te sentirás preparado. Debes tomar medidas antes de saber con certeza que funcionará. Puedes esperar todo lo que quieras, pero en última instancia, solo estás esperando el día en que te convenzas de que puedes hacerlo.

Puedes hacerlo. Ahora mismo. No tienes que esperar.

Dinero

El miedo a la pobreza mantiene a muchas personas atrapadas en puestos que las agotan para que tengan ese sueldo constante. También hace que las personas tomen el trabajo que puedan para asegurarse de que puedan pagar sus facturas.

El dinero es importante en nuestro mundo, y debe pensarse en él mientras buscas un trabajo, pero si el miedo a quedarse sin él te atrapa en un trabajo que no te gusta, entonces se ha convertido en tu maestro, y no hay cantidad de dinero te hará feliz.

Ten en cuenta tus gastos y ahorros y apóyate con decisiones financieras saludables tanto como sea posible, pero no dejes que el dinero sea la razón por la que te dices a sí mismo que no puedes encontrar el trabajo que amas.

Responsabilidad

Ya sea que se trate de tus colegas de trabajo, tu familia o tu jefe, puedes sentir el peso de la responsabilidad firmemente sobre tus hombros. Crees que debes apoyar a quienes te rodean, o sientes que no puedes dejar tu trabajo porque tu departamento sufrirá. Estás dispuesto a sacrificar tu salud y felicidad en aras de la obligación.

Todos tenemos responsabilidades. Son importantes y deben tenerse en cuenta cuando tomamos decisiones. Pero si no está realmente feliz donde estás, será mucho menos útil para las personas importantes en su vida que si se arriesgara a encontrar una posición que lo ilumine.

Parálisis por Análisis

Ninguna cantidad de pensamiento puede tomar el lugar de una acción sólida. Si no s contento y quieres irte, se trata de todo el pensamiento que debes hacerte al respecto. Tu mente es una herramienta para resolver problemas. Está ahí para ayudarte a avanzar. No le des el problema de «debería quedarme, o debería irme» cuando ya sabes que prefieres ir. En cambio, dale el problema de «¿cómo puedo hacer que esto suceda?»

Duda

No crees en ti mismo lo suficiente como para hacer un cambio. Esta es quizás la más destructiva de todas las razones presentadas. Cuando dudas de ti mismo, a menudo te traicionas al quedarte donde estás mucho después de que estés listo para seguir adelante. También es fácil quedarse corto cuando estás en un lugar de dudas. Decide conformarse con menos de lo que vales porque no crees que puedas hacerlo mejor.

Presta atención a los pensamientos que piensas y la forma en que hablas y sobre ti mismo. Eres completamente capaz de encontrar un trabajo que amas, solo tienes que comprometerte contigo mismo y elegir creer que puedes hacerlo, incluso cuando las voces negativas te dicen lo contrario.

<<Cómo encontrar y conseguir un trabajo que ames>>

7 pasos para encontrar un trabajo que ames

Ahora es tiempo de seguir adelante. Estas tácticas te ayudarán en el proceso. Cada viaje es diferente. Encuentra la forma en que estos consejos funcionan mejor en tu situación y utilízalos para guiarte a través de lo desconocido. No tienes que ver todos los pasos antes de ir. Un paso a la vez es suficiente.

1. Reflejar

Una vez que haya decidido seguir un camino diferente, siéntate consigo mismo y reflexiona sobre lo que amas y no amas sobre el trabajo (o trabajos) que has tenido. Agrega a la lista lo que has querido explorar, pero aún no lo has hecho, así como tus no negociables en cualquier situación laboral.

Haz otra lista de todas tus mejores cualidades: tus fortalezas y habilidades. Use una combinación de habilidades blandas (como comunicación y liderazgo) y habilidades duras (como PowerPoint y Excel).

Lee tu lista y mira lo que te inspira. Comenzarás a ver qué tipo de roles serán y no serán una buena opción para avanzar. Escribe qué posiciones potenciales te parecen más emocionantes. Estos se transferirán al siguiente elemento de la lista.

2. Investigación

Ahora que tienes una lista de opciones, investigue un poco. Busque información en línea sobre cada carrera, mira entrevistas con personas que actualmente ocupan esos puestos y profundice en lo que necesitas saber, aprender o comprender exactamente para tener éxito en cada función.

Este proceso puede eliminar ciertos elementos de tu lista cuando te des cuenta de que solo lo querías en teoría, no en la práctica. Otros trabajos potenciales pueden llegar a la cima, y ​​avanzarás con más confianza y entusiasmo por la dirección que deseas tomar.

3. Aprender

Una vez que hayas aterrizado en una posición o dos, te gustaría centrarte, investigar si necesitas o no habilidades adicionales. Si encuentras que necesitas más educación, tome una clase que te apoyará en el papel. Esto también te ayudará a decidir si la carrera que estás buscando es realmente para ti, o puede ayudarte a reducir aún más tus opciones hasta que encuentres la posición única que deseas seguir.

Encuentra un mentor que te guíe a través de los próximos pasos y prepárate mejor para lo que está por venir. Busca empresas específicas para las que desees trabajar y explora su misión, historia y entorno de trabajo.

4. Conectar

Aprovecha tu red para encontrar posibles ofertas de trabajo, o para conocer a ciertas personas importantes que pueden ayudarte a obtener acceso a la información que de otro modo no podrías encontrar.

Ten en cuenta que debes seguir los canales de red adecuados y practicar la etiqueta. Este no es el momento de bombardear a extraños (o incluso amigos) con mensajes no solicitados. Usa el tacto y tu mejor juicio para colocarte estratégicamente frente a las personas adecuadas sin crear ningún mal presentimiento.

5. Plan

Una vez que se haya fijado en una dirección y un camino claros para ti, es hora de planificar tus finanzas, tu cronograma de ejecución y establecer objetivos claros y honestos. Hazte responsable de cualquier manera que funcione para garantizar que cumplirás con tu compromiso.

6. Acto

Ahora que tu plan está en marcha, ¡toma medidas! El mejor plan del mundo no sirve para nada si no se ejecuta. Si decidiste que te postularías para ciertos puestos, mantente firme incluso si eso te asusta. Te sorprenderá qué puertas se abrirán cuando sigas avanzando (y cuáles permanecerán cerradas si no lo haces).

7. Refinar

Si tomas medidas, pero te enfrentas al rechazo, no hay problema. Cada rechazo es una oportunidad para aprender, refinar tus planes y estrategias, y volver a intentarlo más fuerte que antes. Serás una persona más sabia, valiente y feroz al otro lado de este viaje. Un «no» no es una razón para rendirte. Es un regalo que te aleja de los roles que no están destinados para ti y hacia la posición perfecta que estás esperando que lo reclames.

Conclusión

Puede ser difícil recordar en medio de la transición que eres capaz de lograr lo que quieras. Es fácil permanecer en un trabajo que no te gusta, solo para evitar el dolor que podría surgir al tomar un riesgo. Pero el riesgo real es continuar por un camino que no te satisface. Esta es tu vida, tu historia, tu carrera. Toma el control de tu destino y busca exactamente lo que quieres.

¡Deberías sentirte bien con el trabajo que haces todos los días! Hemos creado un curso increíble para ayudarte a conseguir el trabajo de tus sueños. Únete a nosotros para nuestro programa en línea Cómo encontrar y conseguir un trabajo que te guste para obtener información, herramientas, consejos y sabiduría aún más detallados para guiarte a medida que avanzas hacia una vida que te llene. ¡Estamos ansiosos por trabajar contigo!

Síguenos en Instagram @trabajonextweb
Nubepal Convertylo CarreraNext TiendaNext