Síguenos en Instagram @trabajonextweb

La resolución efectiva de problemas en el lugar de trabajo comienza con una mente abierta y la voluntad de ser flexible y adaptable. La resolución de problemas ocurre dentro de los negocios diariamente. Es muy importante desarrollar un proceso que te permita a ti y a tu equipo trabajar de manera práctica y eficiente a través de los problemas.

Cuanto mejor sea tu proceso de resolución de problemas, menos estrés te agregará al entorno laboral. Este proceso variará de una compañía a otra, de un equipo a otro y de una persona a otra, pero debe existir para que una empresa funcione sin problemas y de manera productiva.

Es fácil encontrar similitudes la resolución de problemas y la toma de decisiones bajo una definición, pero son muy diferentes. Separarlos y comprender el propósito y la función de cada uno es primordial cuando se busca una solución a un problema.

¿Cómo lo defino?

La resolución de problemas se define como Un método o proceso mediante el cual se encuentra una solución a un problema o problemas.

La toma de decisiones se define como El proceso por el cual se consideran las opciones y se elige algo por encima de otra cosa.

En esencia, la resolución de problemas ayuda a arreglar lo que está roto o necesita mejoras, mientras que la toma de decisiones ayuda a elegir cuál de varias opciones es la más válida o apropiada para una situación dada. La resolución de problemas es a menudo el precursor de la toma de decisiones, ya que proporciona claridad sobre qué opciones beneficiarán más el problema en cuestión.

En esta breve guía, nos centraremos en la resolución de problemas: cómo abordarlo, cuáles son luos pasos, las habilidades positivas para cultivar y cómo resolver los problemas en un equipo con el fin de apoyar tu voz y creatividad en tu lugar de trabajo.

El proceso de resolución de problemas en 4 pasos

No importa cuál sea el enfoque, el proceso de resolución de problemas se puede dividir en cuatro pasos simples. Estos son:

1. Definiendo el problema

Primero responde estas dos preguntas:

  • ¿Cuál es el problema?
  • ¿Qué resultado deseas?

Concéntrate en la causa raíz, no en los síntomas al definir el problema. Por ejemplo, si dos compañeros de trabajo están teniendo un conflicto interpersonal, puede ser que el verdadero problema sea la falta de capacitación en comunicación interpersonal.

Aborda el problema actual entre los compañeros de trabajo, pero pon energía en una solución para respaldar una mejor comunicación en toda la empresa. Los diagramas de flujo, los diagramas de causa y efecto y otras herramientas visuales te ayudan a ti y a tu equipo a encontrar la causa subyacente del problema que están abordando.

El resultado deseado debe ser claro y preciso. Una vez que hayas identificado claramente el problema real y el resultado que deseas de tu solución, puedes pasar al paso dos.

2. Produciendo alternativas

No te detengas con una idea. Lluvia de ideas de múltiples soluciones. Espera para evaluar cada opción hasta que se hayan propuesto todas las opciones potenciales.

3. Evaluación y selección de alternativas

Aquí es donde entra la toma de decisiones. Establece el proceso de evaluar cada opción en la tabla y selecciona la más viable. Ten en cuenta los siguientes parámetros al elegir la mejor opción:

  • La opción potencial debe resolver el problema en cuestión sin crear nuevos problemas.
  • Todos los involucrados aceptarán la solución.
  • Es posible implementar la solución
  • La solución propuesta se ajusta a las pautas, restricciones y necesidades de la empresa, organización o corporación.

Si te alcanzan todos estos puntos, haz encontrado tu solución.

4. Brindando soluciones

Una vez que se ha encontrado la solución adecuada, debe ocurrir un proceso de solución. Involucra activamente a quienes te rodean en la implementación de la solución para minimizar la resistencia. Crea canales de comentarios y estate abierto a probar y monitorear los resultados de esas pruebas para tu nueva solución. Es solo un problema resuelto si la solución se queda y todos los involucrados la consideran una mejora.

3 técnicas de resolución de problemas imprescindibles

Seguir los pasos básicos de la resolución de problemas debe incluir el pensamiento creativo y la aplicación de una variedad de técnicas. Cada problema requerirá un conjunto diferente de habilidades, técnicas y enfoques para resolver. Aquí hay algunas técnicas exitosas para usar la próxima vez:

1. Eliminar juicio

El juicio apaga la creatividad de inmediato. Permite que el flujo de ideas continúe sin obstáculos y guarda la evaluación para más adelante. Cuando llegue el momento de evaluar, manten el juicio fuera del ámbito de lo válido o no válido y, en su lugar, respeta cada opción como igualmente valiosa. Lógicamente y sin opinión personal, elimina aquellas opciones que no se ajustan a los parámetros o que simplemente no resuelven el problema. Esta forma de juicio menos destructiva mantiene la moral del equipo alta y reduce la probabilidad de sentimientos heridos en un entorno grupal.

2. Utilice el principio «Estoy de acuerdo, y tengo que agregar…»

Si alguna vez has tomado una clase de improvisación o sabes algo sobre la estructura, entonces probablemente ya hayas escuchado sobre el poder del «Sí, y». Esta técnica mejora y fomenta las ideas al expandirlas. En lugar de cerrar una idea de inmediato, cambiarla, hacerla crecer o profundizarla usando «Estoy de acuerdo, y tengo que agregar…». Es posible que la idea todavía no funcione al final, pero se le habrá dado una oportunidad de lucha, lo que aumenta creatividad y confianza dentro de ti y / o un grupo.

3. Haz tu problema una pregunta

Invite a una solución y aliente el pensamiento creativo planteando te problema como una pregunta. No diga: «Este sistema no funciona». En cambio, pregunte: «¿Qué sistema podría crear que me diera lo que quiero?»

<<Cómo encontrar y conseguir un trabajo que ames>>

5 habilidades importantes que necesita para aumentar tu capacidad de resolución de problemas

La resolución efectiva de problemas desafía a todos los involucrados en la búsqueda de una solución en múltiples niveles. Puedes ayudarte a ti mismo haciendo crecer las siguientes habilidades en tu repertorio. A medida que te fortaleces en estas áreas, naturalmente mejoras tu capacidad para resolver problemas.

1. Creatividad

El pensamiento creativo es imprescindible cuando se trata de resolver problemas. Debes poder extraer de una variedad de experiencias y hacer conexiones que te ayuden a construir soluciones innovadoras. Los problemas complejos requieren un enfoque sistemático y lógico. Esto significa que tendrás que ejercitar tu mente de nuevas maneras para encontrar soluciones. Cuanto más liberes tu mente y te permitas pensar creativamente, más posibilidades tendrás de encontrar la mejor solución posible.

2. Trabajo en equipo

La mayoría de los problemas en el lugar de trabajo no se resuelven solos. Por lo tanto, es muy importante que te conviertas en un experto en trabajar dentro de un equipo. La comunicación, la adaptabilidad, la compasión y la paciencia se incluyen en este encabezado como habilidades que se necesitan para ser un miembro valioso de un equipo.

3. Inteligencia emocional (IE)

IE es la capacidad de reconocer e identificar emociones dentro de ti y otras personas. Sin esta habilidad, es fácil lastimar a otros o parecer irrespetuoso o egoísta. La resolución de problemas requiere que tengas en cuenta el impacto emocional que tu posible solución tendrá en ti y en quienes te rodean. Desarrollar esta habilidad es esencial si buscas liderar un equipo.

4. Investigación

Debes poder recopilar información sobre tu problema. Esto puede hacerse leyendo documentos y estadísticas, buscando en Internet o haciendo referencia a trabajos impresos. Las habilidades de investigación también requieren que desarrolles tus prácticas de investigación. Nunca tengas miedo de hacer una pregunta y buscar la respuesta de manera proactiva.

5. Toma de decisiones

Como se mencionó anteriormente, la toma de decisiones es una parte integral del proceso de resolución de problemas. Si no puedes elegir una solución en algún momento, nunca se hará nada. La evaluación adecuada y el pesaje de las opciones facilitarán tu decisión final, pero al final del día, debes poder comprometerte con una opción e ir con ella.

6 Métodos y enfoques esenciales de resolución de problemas

Mentes diferentes naturalmente querrán enfocarse en resolver un problema desde una perspectiva diferente. Sin embargo, es mejor utilizar múltiples enfoques para encontrar la mejor solución posible, ya sea para resolver un problema como equipo o como individuo. Proporcionarse tantos métodos de pensamiento diferentes como sea posible asegura que tendrás una gama más completa de soluciones.

1. Solución lógica de problemas

Una persona que usa este tipo de pensamiento se basa en experiencias pasadas para determinar las soluciones actuales. Si algo funcionó en una situación similar en el pasado, es lógico pensar que la misma solución o una similar funcionaría para el problema actual. Tu capacidad para ordenar secuencialmente los detalles y ver el panorama general los convierte en un activo valioso para un equipo. Sin experiencia previa, sin embargo, puedes tener dificultades para tomar una decisión con confianza.

2. Solución racional de problemas

El poder de la deducción pertenece al pensador racional. Utilizan su perspectiva personal para sacar conclusiones y hacer suposiciones razonables basadas en la información provista. Este tipo de pensador es poderoso cuando todos los involucrados comparten una perspectiva similar. Sin embargo, si el pensador racional está solo en su perspectiva, pueden tener problemas para integrar sus ideas en un entorno de equipo, ya que puede tener problemas para ver desde cualquier visión del mundo que no sea la suya.

3. Solución analítica de problemas

El pensamiento analítico significa prestar mucha atención a los detalles. Un pensador analítico natural deseará analizar todos los aspectos posibles del problema presentado para descubrir qué elemento falta y que está causando su falla. Les encanta hacer preguntas y apoyarse a sí mismos y a su equipo con un proceso de investigación profundo e inclusivo. Aunque es muy probable que al final lleguen a una decisión positiva y bien investigada, los pensadores analíticos no siempre toman decisiones rápidamente, ya que quieren tener todos los hechos antes de proceder.

4. Solución absoluta de problemas

El pensamiento absoluto es el pensamiento en blanco y negro. Inflexible y a menudo de mente cerrada, este tipo de pensamiento se basa en fuentes autorizadas para encontrar la solución «correcta» a un problema. Las personas predispuestas a esta mentalidad generalmente no son creativas en su pensamiento y tienen dificultades para tomar decisiones a menos que puedan ver claramente que se ha comprobado que una solución en una situación similar funciona y, por lo tanto, se considera «buena». De todos los métodos y enfoques, esto puede considerarse menos útil, ya que no permite el pensamiento creativo o la innovación.

5. Solución positiva de problemas

Los pensadores positivos tienen mentes muy abiertas. Optimistas y sin obstáculos por el miedo, estas mentes creen que la mejora es inevitable y buscan crear oportunidades para soluciones, así como métodos positivos y útiles para implementar esas soluciones. Son grandes colaboradores y tienen en cuenta las ideas y opiniones de todos. La desventaja de este tipo de pensamiento es que a menudo se abstiene de responsabilizar a los demás. Es posible que esto no sea un problema al hacer una lluvia de ideas o idear soluciones, pero en un papel de liderazgo, este tipo de pensador puede tener dificultades para aplicar la nueva solución entre su equipo.

6. Solución creativa de problemas

El pensamiento creativo es esencial al idear soluciones a un problema. Las personas que ejercen el pensamiento creativo son flexibles, innovadoras, pueden pensar en lo micro y lo macro y utilizar varios sistemas y procesos sin estar restringidos por ellos. No tienen problemas para abrir su propio camino y encontrar algo completamente nuevo. El principal inconveniente del pensamiento creativo es que el proceso creativo puede continuar de manera interminable. Mientras exista otro enfoque junto con el método creativo para mantener al individuo o al equipo dentro de los plazos, el pensamiento creativo es un activo valioso para tener en cualquier conversación de resolución de problemas.

4 consejos útiles para la resolución de problemas en equipo

Muy a menudo en una empresa, los problemas son abordados por equipos en lugar de individualmente. Hay algunas cosas específicas a tener en cuenta al abordar un problema en un entorno de equipo.

1. Diálogo abierto

Las mentes cerradas matan la colaboración. Siempre que sea posible, asegúrate de que su equipo esté formado por pensadores flexibles y de mente abierta que aprecien y puedan ampliar las ideas de los demás.

2. La resolución de conflictos

El conflicto ocurre incluso dentro de los mejores equipos. Aunque no siempre es agradable, a veces el conflicto es una parte esencial para encontrar una solución. En lugar de tratar de evitar conflictos durante el proceso de resolución de problemas, desarrolla métodos para resolver conflictos de una manera saludable y constructiva.

3. Respeto a la diversidad cultural.

Es imperativo reconocer las diferencias entre todos en tu equipo. Las diferencias pueden surgir de estas diferencias, pero también se pueden formar grandes ideas cuando todos se sienten respetados, escuchados y valorados. Eso significa que los equipos poderosos y efectivos ven claramente que no hay una sola forma correcta y pueden mantener los puntos de vista de cada miembro por igual para servir a un propósito mayor.

4. Ejercicios de trabajo en equipo

Los ejercicios de creación de equipo son excelentes al comienzo de cada reunión para unir al equipo. Pasar los primeros cinco a diez minutos de cada reunión jugando un juego puede ser muy útil para crear un vínculo entre los miembros y unirlos bajo un propósito común. Una búsqueda rápida en Google le proporciona literalmente cientos de juegos de construcción de equipos para probar en tu equipo.

Conclusión

La resolución de problemas no tiene que ser tu propio problema. Al aplicar estos consejos y cultivar las habilidades enumeradas anteriormente, puedes aumentar tu capacidad para resolver problemas de manera efectiva solo o dentro de un equipo. ¡Se creativo! En conclusión, utiliza esta información como punto de partida para tu propia innovación basada en las necesidades específicas de tu empresa. Al aplicar los conocimientos adquiridos en esta guía, se convertirá en una solución poderosa para los problemas que surgen dentro de tu empresa.

Síguenos en Instagram @trabajonextweb
Nubepal Convertylo CarreraNext TiendaNext