Síguenos en Instagram @trabajonextweb

Seamos realistas: el estrés es inevitable. Con la velocidad de los negocios moviéndose más rápido que nunca, puede ser fácil compilar el estrés en el trabajo y muy rápidamente puede convertirse en todo tipo de dolores y molestias físicas y mentales.

El manejo del estrés se define como una multitud de técnicas, estrategias y prácticas que ayudan a reducir el estrés general y los síntomas basados ​​en el estrés dentro de tu sistema.

Es importante desarrollar prácticas positivas de manejo del estrés en el lugar de trabajo para aumentar la productividad y crear un entorno sostenible en el que puedas prosperar. Puedes tomar un poco de esfuerzo, detener la inercia y desarrollar conscientemente hábitos saludables de manejo del estrés si ya estás experimentando mucho estrés en el lugar de trabajo. Sin embargo, una vez que lo hagas, nunca querrás volver.

Con la gestión adecuada del estrés, aumentas el potencial para obtener un rendimiento aún mayor que nunca. Esta breve guía le presentará muchas técnicas y estrategias positivas para mejorar tu salud en el trabajo. El propósito de estas prácticas es permitirte continuar participando en las necesidades de tu negocio sin perder la cabeza. Vamos a entrar en eso.

Fuentes comunes de estrés laboral

Siempre tratarás de manejar los síntomas a menos que llegues a la raíz del estrés. Las técnicas y consejos mencionados en esta guía le servirán mejor si sabe lo que realmente está buscando ajustar o eliminar.

El estrés a menudo es muy individual en cuanto a cómo surge; lo que estresa a una persona puede ser muy fácil para otra. Sin embargo, algunas causas son bastante universales. Algunos de estos factores de estrés son:

  • Salario bajo
  • Ambiente de trabajo negativo
  • Relaciones laborales deficientes
  • Carga de trabajo abrumadora
  • Contenido de trabajo poco inspirador
  • Prácticas de manejo duras
  • Sin oportunidades de crecimiento.
  • Discriminación u hostigamiento
  • Inseguridad laboral

El estrés a menudo crea pasividad en una persona, debido al agotamiento o la falta de inspiración, que les impide actuar al servicio de su crecimiento y bienestar. Sigue leyendo para conocer cómo el estrés afecta tu sistema y cómo ayudarte a reducir tus niveles de estrés.

Síntomas de estrés laboral

Si alguna vez has experimentado los efectos del estrés, entonces ya sabes lo desagradables que son. Algunos de los síntomas más extendidos de demasiado estrés son:

Físico:

  • Dolores de cabeza
  • Problemas digestivos
  • Insomnio
  • Enfermedad del corazón
  • Obesidad
  • Tensión muscular

Psicológica / emocional

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Incapacidad para hacer frente
  • Cambios de humor
  • Dificultad para concentrarse

Comportamiento

  • Aislamiento
  • Disminución del rendimiento
  • Agresión
  • Irritabilidad
  • Aumento del consumo de alimentos / alcohol / drogas / medios

Te mereces un estado tranquilo y pacífico de cuerpo y mente. Sin ella, no puedes esperar aprovechar tu mayor potencial. Es cierto que un poco de estrés o presión puede prestarse a una mayor productividad a corto plazo, pero no es sostenible.

<<Cómo encontrar y conseguir un trabajo que ames>>

Beneficios del manejo del estrés

Cuando te sientes bien, te desempeñas mejor. La lista de efectos positivos del manejo adecuado del estrés podría ser cuatro veces más larga, pero algunos de los beneficios más valiosos para reducir el estrés en el lugar de trabajo son:

  • Reducción de los síntomas físicos / psicoemocionales / conductuales antes mencionados.
  • Aumento de los sentimientos de alegría.
  • Mejora del rendimiento laboral y la productividad.
  • Mayor satisfacción laboral
  • Creatividad mejorada y habilidades para resolver problemas
  • Una mayor sensación general de bienestar y salud.

Entonces, ¿Cómo llegas allí? Continúa leyendo para descubrir algunas formas simples y poderosas de crear un ser más saludable, más feliz y menos estresado.

5 técnicas de manejo del estrés simples pero poderosas

La parte más difícil de implementar estas técnicas será recordarte conscientemente que debes hacerlo hasta que se conviertan en un hábito. Una vez que se hayan convertido en parte de tu rutina, ni siquiera tendrás que pensar en ellas. Tu día naturalmente incluirá varias oportunidades para liberar el estrés, que puede ser todo lo que necesita para aumentar la salud general de tu lugar de trabajo.

1. Respiración

Cuando te sientas estresado y haya presión para seguir avanzando, simplemente detente por un momento. Date tres inhalaciones y exhalaciones lentas. Concéntrate solo en sintonizar tu respiración. Cuando haces esto, tu cuerpo recibe una señal de que es seguro, lo que reduce naturalmente la respuesta al estrés. Repita esta acción tantas veces como sea necesario para volver al centro.

2. Estiramientos

Puede parecer una buena idea permanecer en tu escritorio durante horas sin interrupciones, pero se muestra que la productividad aumenta con descansos cortos regulares. Levántate, estírate, sal a caminar brevemente para que la sangre fluya y descansa de cualquier tarea en la que hayas estado trabajando. Cuando vuelvas a hacerlo, estarás más lleno de energía, rejuvenecido y listo para asumir la próxima tarea.

3. Prácticas de gestión del tiempo

La gestión del tiempo es integral para la reducción del estrés en el lugar de trabajo. Cuanto más eficiente sea con tu tiempo, más control tendrás sobre tu día y menos abrumado te sentirás.

Consulta nuestra Guía de gestión del tiempo para obtener más información sobre cómo puedes utilizar mejor tu tiempo en el trabajo.

4. Escuchar música

La música es un reductor natural del estrés, y los estudios muestran que la música clásica en particular aumenta la productividad, la concentración y el rendimiento en el lugar de trabajo. Incluso si Mozart no es lo tuyo, tocar un poco de música de fondo mientras trabajas, o tocarlo en el automóvil camino a casa es una excelente manera de reducir tus niveles de estrés.

5. Atención plena

En lugar de obligarse a pasar largas horas en el trabajo, pregúntate: ¿realmente necesitas tomar un descanso? ¿Cuánta agua has tomado? ¿Estás asumiendo demasiado y puedes delegar algunas tareas de manera segura para desahogarte? Mientras más cuidado personal practiques, más brillarás, haciéndote aún más valioso en el lugar de trabajo.

6 estrategias efectivas de manejo del estrés

Además de las técnicas enumeradas anteriormente, estas estrategias más completas te ayudan a cultivar un entorno general en el que prosperar. Considera estos consejos generales para aplicar a largo plazo.

1. Desarrollar e implementar límites claros

Conoce tus límites y dilos claramente. Es fácil dejar que otros aprovechen tu tiempo y habilidades, especialmente cuando eres excelente en tu trabajo, pero no dejes que suceda. Si ya tiene una carga de trabajo completa, rechaza amablemente pero con firmeza realizar más trabajo hasta que realmente tengas el espacio para hacerlo.

2. Tómate el tiempo para descansar realmente

Es de conocimiento común que un sueño adecuado mejora el rendimiento y reduce el estrés en el trabajo, pero el descanso va más allá de un buen sueño. Meditar, sentarse en silencio y no hacer nada, salir a caminar o escuchar música, todo cuenta como descanso. Date tiempo para descansar todos los días en lugar de ahorrar para «cuando haya tiempo». Tienes que valorarlo e incorporarlo a tu agenda o se quedará en el camino.

3. Pero no confundas el descanso para relajarte

Ambos son necesarios, y no son lo mismo. La relajación consiste en aquellas actividades que te brindan alegría, placer y / o una sensación de calma. ¿Cuáles son tus aficiones? Si no tienes uno, ¡encuentra uno! Hacer algo nutritivo o estimulante para ti mismo aliviará la tensión en tu sistema, lo que te preparará mejor para asumir el trabajo que necesitas hacer.

4. Crear un sistema de soporte

¿Quiénes son tus amigos más cercanos y con qué frecuencia los ves? ¿Tienes relaciones positivas y saludables en el lugar de trabajo? ¿Con qué frecuencia hablas con familiares de apoyo? El estrés puede igualar el aislamiento, pero cuanto más puedas conectarte a propósito con sus diversas personas cercanas, más rejuvenecerá tu cuerpo, mente y alma. Llama a un amigo para desahogarte, cenar en familia, tomar una copa de vino con tu pareja; lo que sea que te conecte con los demás, hazlo. No tienes que hacer todo solo.

5. Lleva un registro de tus factores estresantes

A veces puede que ni siquiera sepas qué es lo que te estresa. Tome notas en tus días para recordar esas personas, lugares o eventos que causaron sentimientos de estrés dentro de ti. Mientras más prestes atención a lo que te puede estar dañando, más posibilidades tendrás de ajustar tu entorno o comportamiento para eliminarlo o reducirlo en tu vida diaria.

6. Centrarse en una cosa a la vez

La multitarea parece efectiva, pero en realidad reduce la productividad general. Centrarse en una tarea a la vez alivia la presión en tu mente y te permite sentirte más tranquilo y en control de lo que está sucediendo. Practicar una buena gestión del tiempo te ayudará a concentrarte cómodamente en una tarea a la vez sin sentir que no estás haciendo lo suficiente.

6 actividades curativas para reducir tu nivel de estrés

Si bien participar en cualquier actividad que disfrutes te ayudará a reducir tu estrés, estas actividades específicas están diseñadas para reducir el estrés. Si ya los estás haciendo, ¡genial! Quizás esta sea una llamada para profundizar tu práctica. Si estos son nuevos para ti, pruébalos y encuentra los que resuenen.

1. Yoga

El yoga está de moda en estos días y con buenas razones. Ayuda a la mente y al cuerpo a armonizarse entre sí, alinea tu respiración y profundiza tu presencia. ¡Sin mencionar que ayuda a tonificar los músculos y aumentar la condición física general! Algunas empresas están comenzando a ofrecer Yoga en el lugar de trabajo. Si tu empresa hace esto, ¡aprovecha! Si no es así, encuentre un estudio de Yoga cercano y pruébelo durante unas semanas para ver qué beneficio resulta.

2. Cursos

Si te sientes llamado a aprender más consejos y trucos, prueba un curso. Un curso en línea puede ayudarte a implementar mejor hábitos saludables en el lugar de trabajo y cambiar tu perspectiva sobre lo que constituye una cantidad saludable de estrés.

3. Terapia

Si está listo para desentrañar algunos hábitos y patrones más profundos que pueden aumentar tu estrés, la terapia es una buena opción. Se ha demostrado que la TCC en particular es excelente para reducir el estrés en los pacientes al llegar a la raíz del problema en lugar de simplemente manejar los síntomas. Sin embargo, la terapia puede venir en muchas formas. Terapia de arte, terapia de caballos, terapia de drama, terapia de privación sensorial … la lista continúa. La única forma de saber qué funciona para tí es probarlo y ver.

4.Fitness

Si el yoga no es lo tuyo, la aptitud física es esencial para la reducción del estrés. Desde CrossFit hasta natación, desde TRX hasta SoulCycle, cualquiera de estos métodos para lograr un buen sudor te ayudará a liberar el exceso de energía y a aliviar el estrés de tu cuerpo. Acostúmbrate a hacer ejercicio al menos dos veces por semana, pero preferiblemente hasta seis días por semana si puedes.

5. Naturaleza

Si eres una persona de alto rendimiento, lo más probable es que estés en una ciudad, lo que significa poco o ningún contacto con la naturaleza. Sin embargo, pasar un tiempo de calidad en la naturaleza puede mejorar tu estado de ánimo y reducir tu estrés al instante. Si es posible, realiza una caminata o una larga caminata por el bosque. Si eso no está disponible, visita un parque, jardín o laguna. Lo que sea que te saque de la ciudad y vuelvas a estar en contacto con la naturaleza. Respirarás más profundamente y, como aprendiste anteriormente en esta guía, la respiración es clave para regresarte a un estado pacífico y centrado.

6. Días de spa

No hay nada tan relajante como un lujoso viaje al spa. A veces, permitir que tu cuerpo se relaje también ayuda a la mente a relajarse. Disfrutar de un masaje, pasar un tiempo en la sauna o la sala de vapor o una envoltura de algas de cuerpo completo puede reducir radicalmente los niveles de estrés.

Conclusión

Controlar el estrés es imprescindible para la longevidad en el lugar de trabajo y en la vida. Uno de los mejores regalos que puedes darte es agregar prácticas como las descritas en esta guía a tu agenda diaria. Con un poco de tiempo y esfuerzo, puedes convertir tu trabajo en algo que esperes abordar, en lugar de algo que te agobia. Cuídate y tu rendimiento mejorará exponencialmente.

Síguenos en Instagram @trabajonextweb
Nubepal Convertylo CarreraNext TiendaNext