Síguenos en Instagram @trabajonextweb

Necesitas un trabajo, pero no tienes experiencia. Si eres como muchas jóvenes en esta situación, tu proceso de búsqueda de empleo puede verse más o menos así:

  • Te sientas al frente de tu computadora.
  • Escribes «trabajos sin experiencia cerca de mí» en tu motor de búsqueda favorito.
  • Procedes a desanimarte cada vez más a medida que filtras los resultados.
  • Descubres que incluso los trabajos que parecen no requerir experiencia requieren la experiencia que sientes que aún no tienes.
  • Te rindes y pasas el resto del día angustiado porque nunca avanzarás en tu carrera ya que simplemente no tienes lo que necesitas para poder lograrlo.
  • Tienes vergüenza por no ser mejor.
  • Te culpas por los errores que has cometido en tu camino.
  • Te sumerges en ese helado escondido en la parte posterior de tu nevera para sentirte mejor.
  • Ten en cuenta que no puedes hacerte sentir mejor porque hasta el helado tiene un sabor desagradable.
  • Lo tiras a la basura, lamentando que tu vida es como ese helado: algo que una vez fue dulce ahora se volvió terriblemente horrible.

Si haz pasado por algo similar, aprovechamos esta oportunidad para decirte:

Detente ahora. No vayas a ese lugar oscuro. Hay otra forma

Sí, es cierto que la experiencia ayuda en cualquier búsqueda de empleo, pero ¿en qué constituye realmente la experiencia? Es más que una simple lista de lugares donde haz trabajado o la educación que has recibido, aunque eso es lo que la mayoría de la gente cree que es la experiencia. Si observas lo que haz hecho en tu vida de una manera nueva, puedes descubrir que lo tiene todo, o al menos casi todo, lo que necesitas para conseguir el trabajo que deseas. Puede que solo necesites un poco de creatividad para ayudarte a llegar a donde quiere ir.

Los siguientes consejos amplían la idea de la experiencia y te muestran cómo usar lo que ya tienes para obtener el trabajo que deseas. Utiliza todas las estrategias o elije la que mejor se adapte a tu situación y las oportunidades profesionales se te presentarán.

1. Usa tus habilidades blandas

Es posible que no tengas experiencia laboral directa para el trabajo que deseas, pero las habilidades concretas no son los únicos activos valiosos en un empleado. Las habilidades blandas, también conocidas como habilidades intangibles, se han vuelto cada vez más deseables en los trabajadores.

Si eres experto en comunicación interpersonal, inteligencia emocional, liderazgo, resolución de conflictos, organización, creatividad, trabajo en equipo, adaptabilidad o cualquier otra habilidad invisible pero poderosa, puedes aprovecharla en tu carta de presentación o en una entrevista.

Aprende a liderar con tus habilidades blandas si no tienes el historial laboral anterior para respaldar tu aplicación. Destaca las formas en que haz ejercido esas habilidades blandas con gran éxito. Habla sobre cómo tus habilidades pueden servir a la empresa para la que deseas trabajar.

<<Cómo encontrar y conseguir un trabajo que amas>>

2. Encuentra un trabajo adyacente al que deseas

Digamos que quieres trabajar como redactor, pero no tiene experiencia previa en esa área. Pregúntate, «¿qué trabajo puedo hacer que esté cerca del trabajo que realmente quiero?» Tal vez un puesto de corrector de pruebas o un puesto de Asistente Virtual que incluya redacción como parte del trabajo sea mejor para comenzar.

Usa este trabajo como un trampolín para llegar al trabajo que realmente deseas. Crearás al menos una experiencia laboral comparable y, si haces un buen trabajo, tendrás una referencia o dos para respaldar tus futuras aplicaciones.

3. Trabaja gratis (pero solo por un rato)

Encuentra oportunidades para obtener experiencia no remunerada que te ayudarán cuando llegue el momento de conseguir un puesto remunerado en el campo en el que deseas estar. No hagas esto para siempre. Puede ser una trampa regalar tu tiempo y energía de forma gratuita.

Sin embargo, si tienes un plan para adónde quieres ir y necesitas un tipo específico de experiencia que te ayude a llegar allí, continúa y únete un proyecto que se alinee con el trabajo que estás buscando. Una vez más, las relaciones que establezcas podrían significar una gran referencia en el futuro, y habrás agregado un componente clave a tu currículum.

4. Traduce la experiencia que tienes

Quizás no tenga experiencia directa en línea con el trabajo que está solicitando, pero ¿qué pasa con lo que haz hecho? Tal vez nunca haz trabajado en finanzas, pero haz trabajado en un trabajo similar para una casa de modas.

Mira lo que quieres conseguir y mira lo que has hecho. ¿Dónde puedes unir los dos juntos? Sea creativo con la forma en que presentas tu historial de trabajo anterior y no tengas miedo de elaborar la narrativa que mejor lo respalde.

5. Adapta tu currículum para cada aplicación

Esto lleva tiempo y energía, pero puede ser muy útil cuando trabajas con poca o ninguna experiencia relevante. Observa los requisitos del puesto que deseas, investiga la declaración de la misión y los valores de la empresa, y crea un currículum que refleje cómo se ajusta a la cultura de la empresa. Diles lo que quieres que sepan.

(Si está buscando una excelente plantilla de currículum que pueda ajustarse para satisfacer tus necesidades, ¡consulte nuestras descargas gratuitas de currículums!)

6. Edúcate

Puede que no tengas la experiencia laboral, pero ¿qué pasa con la educación? Hay una multitud de recursos y cursos en línea para tomar. Incluso un curso que apunta a una habilidad específica que necesitas para el trabajo que deseas puede significar la diferencia entre conseguir un trabajo y no conseguirlo.

7. Conéctate como loco

Muchos puestos se llenan en base a referencias y quién sabe quién. Sal y conoce gente. Los grupos Meet Up están sucediendo todo el tiempo, al igual que otros eventos de redes alojadas. Encuentra algunos en tu área y échales un vistazo. Nunca se sabe qué conexión te llevará al trabajo que deseas.

Si desea obtener más información sobre las redes, lea nuestro artículo «La guía definitiva para redes profesionales».

8. Tienes que ser tenaz

Mira la búsqueda de un nuevo trabajo como un desafío. Vuélvete más tenaz y activo, en lugar de pasivo. Si te sientas a esperar el momento mágico en el que alguien solo te pedirá que trabajes para ellos, esperarás mucho tiempo. Pero si sigues buscando, sigues trabajando, sigues educándote a tí mismo y sigues preguntando por lo que quieres, eventualmente algo saldrá adelante.

9. No te excluyas

No obtendrás un trabajo si decides no presentar una solicitud debido al hecho de que no tiene experiencia. De hecho, no siempre es la experiencia lo que le da a la gente ciertos trabajos. Quién eres, cómo te presentas y cómo estás a la altura de las circunstancias son todos factores para conseguir un gran trabajo. Incluso si crees que probablemente serás rechazado, nunca lo sabrás a menos que lo hagas. No sólo solicites lo que crees que probablemente puedas obtener: decide lo que realmente quieres y persíguelo con todo lo que tienes.

Si sabes lo que quieres, pero no estás seguro de cómo llegar allí, consulta nuestro curso, “Cómo encontrar un trabajo que te encante”. Está lleno de la información que necesitas saber para avanzar. También tenemos muchos artículos para apoyarte en tu búsqueda de empleo. Si deseas una orientación más específica, contáctanos y permítenos asignarte un entrenador y los cursos perfectos para iniciar la próxima fase de tu vida profesional.

Síguenos en Instagram @trabajonextweb
Nubepal Convertylo CarreraNext TiendaNext